7 cosas que debemos de tomar en cuenta para disfrutar de la piscina en verano

7 cosas que debemos de tomar en cuenta para disfrutar de la piscina en verano

El verano es uno de los mejores momentos del año para disfrutar con la familia y los amigos haciendo actividades que durante el resto del año no se pueden hacer al aire libre, como por ejemplo ir a la piscina, pero ahora que llega el buen tiempo se convertirá en uno de los mejores lugares a los que podemos ir.

Tomar el sol, darse un chapuzón, comerse un helado, jugar con los amigos… son muchas las cosas que podemos hacer para disfrutar de una escapada a la piscina, pero también hay cosas que debemos tener muy en cuenta para tener una mejor experiencia en la piscina.

Cómo disfrutar más de la piscina en verano

Socorristas

Si se va con niños a la piscina hay que tenerlos controlados en todo momento, especialmente si son pequeños. En Macabi ofrecemos el servicio de socorrismo en piscina para todo el verano.

Seguridad en el baño

Muchas piscinas públicas cuentan con un área infantil que apenas cubre unos centímetros, pero aún así, nunca está de más utilizar manguitos hinchables, flotadores, etc.
Uso de gafas

Hay personas, sobre todo los niños, a los que el cloro del agua les puede afectar bastante, por lo que unas gafas de agua nunca están de más.

Precaución al entrar al agua

En verano suele hacer bastante calor y cuando nos vamos a meter en la piscina hay que hacerlo poco a poco, porque un cambio brusco de temperatura puede producir cortes de digestión, mareos, etc.RCP

No es obligatorio saber las maniobras de reanimación cardiopulmonar, pero sí es muy recomendable, no solo por si le pasa algo a algún miembro de nuestra familia sino por si le pasa a alguien y el socorrista no se ha dado cuenta.

Nunca cerca de los desagües

Normalmente no hay que preocuparse demasiado porque las piscinas suelen ser revisadas periódicamente, pero por si acaso, lo mejor es alejarse de los sumideros.
Cuidado con el sol – No todos los peligros vienen del agua, el sol puede abrasarnos la piel y producirnos quemaduras, por lo que siempre hay que tener protector solar y usar gafas y una gorra o sombrero, especialmente en las horas de más calor.